El acné es un tipo de trastorno leve y muy común que suele acechar ya desde los primeros años de la adolescencia, y habitualmente pasada esta etapa va disminuyendo gradualmente hasta desaparecer en la edad adulta. Puede pasar que en algunos casos, y pese a ya haber pasado hace años la etapa de la pubertad, la persona adulta aún se encuentre con este incómodo problema.

acne1

Hoy compartiremos varias recetas naturales para plantarle cara y volver a recuperar la confianza en uno mismo:

· Mascarillas de arcilla y tomate. Este remedio lo debes de aplicar durante la noche, justo antes de irte a dormir. Hazte con medio vaso de arcilla y mézclalo con el zumo de un tomate maduro, hasta que logres una masa espesa y compacta, acto seguido, extiende la pasta resultante por todo tu rostro y déjala reposar unos sesenta minutos. Aclara con agua abundante. Los resultados no se harán esperar.

· Baños de vapor con aceite de lavanda. Esta sencilla receta consiste en calentar agua en una olla y esperar hasta que esté en estado de ebullición, momento en el que vamos a echar 9 o 10 gotas de aceite de lavanda. Apaga el fuego, y cuando notes que ya puedes colocar tu cara por encima de la olla sin que el vapor te queme, enróscate por la cabeza una toalla, como si quieras crear una “cueva”. Esto se hace para generar una atmósfera cerrada y facilitar la apertura de poros de la piel de la cara.

· Aloe vera. Consigue un poco de aloe de vera en forma natural, y extrae el líquido gelatinoso de una hoja. Aplícatelo sobre la zona donde tengas acné y deja actuar durante cincuenta o sesenta minutos. Aclara con abundante agua.

· Zumo de col. Este remedio es muy simple: extrae el zumo de una col y aplícatelo en la zona del rostro afectada. En este caso basta con esperar unos quince minutos antes de limpiártelo con agua fresca.

Con constancia, verás como si sigues estas recetas vas a conseguir un cutis más saludable y bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *