Actividad física en la tercera edad

    



Con el envejecimiento sobrevienen una serie de modificaciones en el funcionamiento de los órganos y sistemas de nuestro organismo. En las personas mayores, suele existir una disminución importante de la fuerza y la masa muscular, como consecuencia de permanecer en inactividad por periodos prolongados.

Actividad-fisica-en-la-tercera-edad

La realización de programas de ejercicios, en forma constante y por periodos prolongados, produce innumerables beneficios en todas las edades, ya que genera una menor incidencia de caídas y fracturas óseas, por aumento de la fuerza muscular y coordinación de los movimientos, producto del entrenamiento, retraso en la aparición de osteoporosis, sobre todo en mujeres posmenopáusicas, mejora la depresión, sobre todo en mujeres, con los programas de ejercicios físicos, constituye uno de los pilares de los programas de prevención de la ateroesclerosis, en personas hipertensas, produce una disminución de las cifras de tensión arterial, con una gran mejoría de su cuadro clínico.
Aumenta el gasto calórico del organismo, contribuyendo a la pérdida de peso y al mantenimiento de la misma, mejora el sueño e induce una sensación de bienestar general, incrementa la capacidad para desarrollar tareas cotidianas y laborales.

El entrenamiento físico debe estar dirigido a incrementar la capacidad funcional aeróbica y la fuerza muscular, y además, a mejorar la flexibilidad de las articulaciones. Ejercicios tales como la natación, las caminatas o los realizados en bicicleta, son los recomendados para lograr una mejoría de la capacidad aeróbica.

Aquellas personas sedentarias, deben comenzar un plan de ejercicios de poca intensidad y duración, para luego aumentar en forma progresiva. Olvidando la prisa en obtener buenos resultados, se necesitarán varios meses para alcanzar una condición óptima para su edad.

En todos los casos, es de suma importancia la realización previa de un chequeo médico completo, para conocer la existencia o no de enfermedades cardiovasculares, musculares o articulares, a fin de prevenir la aparición de efectos indeseables que puedan corregirse.

Actividad física en la tercera edad
Dejanos tu puntuacion: 4 (1 votos)
Add Comment Register



Deja un comentario

Su email no sera publicado.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>