Los Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades y una coalición de 25 organizaciones de salud están uniendo sus fuerzas para luchar contra el uso excesivo de antibióticos en personas y animales en un intento por frenar el aumento de bacterias resistentes a los fármacos.
Si no se actúa, los pacientes pronto podrían enfrentar un momento en que los antibióticos sean impotentes para tratar muchas de las infecciones más comunes, según los expertos del CDC y el Centro para la dinámica de la enfermedad, Economía y Política, un grupo de investigación en salud pública.

La manera en que se utilizan y protegen estos valiosos medicamentos debe cambiar fundamentalmente. El Dr. David Relman, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, que forma parte de este esfuerzo, dijo que los médicos ya están viendo pacientes con infecciones bacterianas resistentes a todos los antibióticos que quedan.
Esta es una tarea que requerirá de los consumidores, proveedores de salud, investigadores, responsables políticos, la industria y otros para hacerle frente al problema.

Una declaración firmada por organizaciones que van desde la Academia Americana de Pediatría hasta la Unión del Consumidor, un grupo de defensa, hizo hincapié en la necesidad de políticas que permitan conservar y proteger los antibióticos, lo que garantiza que los pacientes obtengan los antibióticos adecuados en el momento correcto, y por la cantidad de tiempo necesaria.
También pidieron límites a la utilización de antibióticos en animales productores de alimentos, dejando la decisión de su uso por los veterinarios sólo cuando sean necesarios para garantizar la salud del animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *