Inicio Nutricion Alimentos contaminados con aflatoxinas

Alimentos contaminados con aflatoxinas

1
75

Las aflatoxinas son sustancias naturales altamente toxicas generadas por ciertos hongos o moho que se encuentran en ciertos alimentos.

aflatoxina

Los alimentos más expuestos a estos hongos:

– frutos secos como las nueces, cacahuate o maní, avellanas, pistachos, nueces del Brasil

-semillas de algodón y maíz

-legumbres

-cereales como arroz, centeno, trigo, cebada

-higos y albaricoques desecados

 

En los alimentos de la lista se pueden encontrar diferentes concentraciones de aflatoxinas.

También en forma indirecta se pueden contaminar la leche o el queso debido a que si el maíz se utiliza para alimentar a los animales.  Las aflatoxinas se acumulan en el cuerpo de los animales y pasan a la leche que luego consume la persona al beberla o consumir derivados.

aflatoxina2

La intoxicación aguda por aflatoxinas produce en las personas síntomas como:

-dolor abdominal

– vómitos

-inmunodeficiencia

-edema pulmonar

-convulsiones

-edema cerebral

-cirrosis

-favorece la infección de otras bacterias como la de salmonella

-cáncer de hígado

-degeneración de la grasa en corazón, riñones e hígado

-en los casos más graves coma y hasta la muerte

aflatoxinas alimentos

Para evitar consumir alimentos contaminados con aflatoxinas se aconseja:

-no comer las nueces u otros frutos secos cuando tienen moho, están resecas o decoloradas

-solo consumir mantequilla o crema de maní de marcas reconocidas

-evitar comer alimentos que tengan sabor rancio o consigno de moho

En general todos estamos expuestos a alguna cantidad de aflatoxinas sin que nos genere problemas graves de salud. Pero es importante evitar exponernos lo más posible a esta sustancia tan toxica para las personas en cantidades elevadas.

1 comentario

  1. Raul Sanchez O.

    9 Septiembre, 2015 a 18:03

    Bueno el articulo para información general de la población, el tema de aflatoxinas es un tema muy importante tanto para autoridades sanitariar, procesadores de alimentos y consumidores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *