El ensayo, realizado en macacos, señala que, gracias a este anticonceptivo, se puede impedir la transmisión del virus. El estudio ha sido publicado en la revista científica “Science Translational Medicine” y proporciona los primeros datos sobre la eficacia de administración de un microbicida mediante un anillo vaginal.

Los científicos examinaron si los anillos vaginales que contienen MIV-150, un inhibidor no análogo de los nucleósidos de la transcriptasa, podrían prevenir la transmisión del virus. Los macacos del estudio recibieron anillos vaginales con MIV-150 o anillos vaginales con placebo y luego fueron expuestos a una única dosis de SHIV, la versión del VIH en los monos. Según los resultados, los anillos de EVA con MIV-150 proporcionan una protección muy significativa si se introducen dos semanas, o 24 horas, antes de la exposición al virus. Dos de los 17 macacos con anillos de MIV-150 se infectaron, en comparación con los 11 de 16 con anillos de placebo. Sin embargo, la protección se perdió cuando los anillos se retiraron justo antes de la exposición al virus. “Este estudio confirma que la inversión en anillos vaginales como sistema de administración para la prevención del VIH está dando sus frutos”, manifestó Naomi Rutenbergdel Population Council. Con un anillo, las mujeres no tendrían que acordarse de usar el producto en una base diaria o según el momento del coito.

1 comentario

  1. africa

    23 Septiembre, 2012 a 13:04

    Yo he escuchado que después de usar este anticonceptivo, cuando decides quitártelos engordas mucho, es verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *