Carne de cerdo, nuestra carne blanca

Tradicionalmente la carne de cerdo ha sido considerada como carne roja. No obstante, su composición es más propia de las carnes blancas. Es por esto que recientemente la Unión Europea la ha denominado carne blanca.

carne-blanca

Existen varios factores que definen la carne de cerdo como carne blanca y no como carne roja.

En primer lugar hablaremos de su estructura. A diferencia de las carnes de vacuno y ovino, carnes rojas por excelencia, el cerdo está compuesta en gran parte por fibras blancas. Estas contienen menor contenido graso y podemos encontrar menos tejido conectivo que en las carnes rojas.

Por lo que hace a los factores nutricionales, la carne de cerdo tiene un perfil lipídico distinto a las carnes rojas. La primera contiene una menor proporción de ácidos grasos saturados y una mayor proporción de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados. Pero no sólo eso: el 70% de la grasa de la carne de cerdo es subcutánea, por lo que se puede extraer fácilmente. Además, hay partes del cerdo, como el lomo, que contienen menos de un 2% de grasa.

El perfil lipídico que hemos descrito es adecuado para poder seguir una dieta equilibrada y saludable. Por ejemplo, el lomo de cerdo nos aporta un 20% de proteínas y sólo un 2’65% de grasa.

En una alimentación saludable las proteínas son esenciales para formar, mantener y reparar los tejidos y estructuras del organismo.

Pero si hay algo por lo que destaca la carne de cerdo es por su aporte de vitamina B1, pues es la carne con mayor cantidad. Esta vitamina contribuye al funcionamiento del corazón. Entre las vitaminas que nos aporta la carne de cerdo también merecen especial mención la significativa cantidad de riboflavina, niacina, vitamina B6 y vitamina B12. Las dos primeras ayudan al normal funcionamiento del sistema nervioso, mientras que la B6 y la B12 influyen en el normal funcionamiento del sistema inmunitario.

La carne de cerdo blanca es ideal para consumir en cualquier etapa de la vida y se recomienda consumir entre 2 y 4 veces a la semana

Hay muchos datos sobre la carne de cerdo que no conocemos, como por ejemplo que su contenido de grasas es inferior al de la pechuga de pollo. Si quieres saber más datos sobre esta carne, puedes descubrir más información en su pagina web Interpoc

Articulos relacionados

Compártelo en
Carne de cerdo, nuestra carne blanca
¿Le ha parecido interesante?: 0 (0 votos)
Tags:

3 Comentarios

  1. muy buen informe ,!!!!!!!!!!!Yo consumo milanesas de cerdo ,y que tiernas son ,!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Muy buenos sus artículos me parece muy interesantes

  3. El cerdo es carne roja, NO ES CARNE BLANCA, además es cancerígeno.

Deja tu comentario

Tu email no sera publicado. Obligatorios *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*