El hambre mundial es otro de los motivos que debe guiar a más de una persona a pensar seriamente en como lograr una forma de cooperación desde nuestro propio hogar.

 

Por supuesto, no podemos solamente con nuestros actos cambiar el mundo, pero si podemos hacer pequeños aportes para mejorar la calidad de vida de otras personas.

¿Qué puedo hacer en casa por el hambre mundial?

 

Ahorrar en las compras es la clave para la cooperación internacional doméstica. Es una forma poco convencional de luchar contra el hambre mundial, pero muy efectiva y además, puede favorecer nuestro desarrollo de una dieta completa y de alimentación sana.

 

Aunque parezca mentira, ahorrar en gastos de comida preparada y dedicarle un tiempo a la cocina en casa es un gran paso para ayudar a combatir el hambre mundial. Los alimentos frescos son más nutritivos y además cocinar es menos exigente de lo que parece y hasta puede ser divertido.

 

Todos estos consejos y datos se desprenden de un texto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

 

Las sobras de la comida deben ser guardadas adecuadamente y hay que buscar utilizarlas cuanto antes. Un buen aprovechamiento de la comida es la clave para no hacer gastos de más en alimentos que, de otra forma, pueden utilizarse para ayudar a personas de todo el mundo.

 

Cuidar y consumir de forma consciente ayuda a todo el mundo, y es una forma de combatir el hambre mundial desde nuestra propia casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *