En una nueva investigación se halló que los adultos que sufrieron de eczema de niños, especialmente si también tuvieron fiebre, son 9 veces más propensos a padecer de asma alérgica alrededor de los 40 años de edad.
Los hallazgos están basados en cerca de 1.400 adultos que fueron seguidos por 5 décadas como parte de un estudio de salud. Los participantes del estudio fueron asistidos en el año 1968, cuando tenían 7 años de edad, y luego en el año 2004 a los 44 años.

fiebreninez

En el estudio se observa que el eczema en la niñez, particularmente cuando se presenta con fiebre, es un fuerte vaticinador de quiénes sufrirán de asma alérgica en la edad adulta. Las implicaciones de este estudio son que la prevención y el tratamiento riguroso del eczema en la niñez y la fiebre del heno podrían prevenir la persistencia y el desarrollo del asma.

El asma alérgica implica la obstrucción e inflamación de las vías aéreas que es gatillada por alérgenos inhalados como el polvo, la caspa, el polen y el moho.
Según uno de los investigadores, este es el primer estudio en examinar el eczema y la fiebre del heno en la niñez y su conexión con el asma alérgica en vez del asma no alérgica.

Si se logran identificar estrategias exitosas para frenar esta condición, se podrían salvar vidas y reducir los costos relacionados con el manejo del tratamiento del asma.
Los investigadores sospechan que cerca de un 30 por ciento de los casos de asma alérgica son el resultado del eczema y la fiebre del heno en la niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *