En culturas como la española el jamón serrano es un alimento popular y tradicional. Pero hay circunstancias en las cuales no queda muy en claro si se puede o no consumir el jamón, como por ejemplo, cuando tienes el colesterol alto. Por ello surge la siguiente pregunta, ¿el jamón es bueno o malo para el colesterol?.

El jamon sube nuestro colesterol

Alrededor del jamón surgen muchos interrogantes, ya que al considerarse un embutido se supone que aumenta el colesterol por su contenido en grasas saturadas. Por otra parte la dieta mediterránea es considerada patrimonio de la humanidad y es una de las dietas más sanas del mundo, y en ella se permite el consumo de jamón. Entonces, ¿el jamón es bueno o malo para el colesterol?.

Existe una explicación para ambas posturas, por un lado los embutidos como el jamón son de origen animal y contienen un alto contenido de grasas saturadas. Pero por otra parte el jamón “natural” tiene un equilibrio entre las grasas saturadas, monoinsaturadas y polinsaturadas. Este contiene una alta concentración en ácido oleico, grasa que reduce los niveles de colesterol LDL o malo, y a su vez aumenta el colesterol bueno o HDL.

Por otra parte el jamón natural que se permite consumir en la dieta mediterránea, contiene vitaminas del complejo B, que mejoran el metabolismo celular y tienen una acción antioxidante. Como conclusión se puede decir que si tienes que bajar el colesterol y quieres consumir jamón, elige jamón natural y orgánico. Evita aquellos embutidos elaborados en forma industrial, éstos sí contienen mucha cantidad de grasas saturadas y colesterol.

1 comentario

  1. margarita torrus

    21 Noviembre, 2013 a 12:46

    gracias por los consejos dais me resultan muy positivos¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *