Que es la difteria

    



La difteria es una enfermedad muy contagiosa provocada por una bacteria. Existen dos tipos de difterias, una respiratoria y otra cutánea. La difteria respiratoria ataca la nariz, la garganta y las amígdalas; por su parte, la difteria cutánea ataca a la piel.

botulismoclostridium-botulinum-bacteriac-corbisstock-photos

La difteria respiratoria

Los primeros síntomas son: dolor de garganta acompañada con fiebre y dolores en las amígdalas, nariz, faringe. En los casos que esta enfermedad se agrave se podrá notar una hinchazón en el cuello. Como consecuencia pueden quedar secuelas respiratorias graves, insuficiencias cardiacas, parálisis. Los síntomas empiezan a aparecer después de dos a cinco días luego de la infección.

En la actualidad es muy raro contraer este tipo de difteria, ya que está muy controlada y existen vacunas para prevenirla. Asímismo, la difteria podría ser contagiada de forma directa mediante la secreción de los ojos y nariz de las personas enfermas.

Si esta enfermedad no es tratada de manera adecuada, y en los casos más graves, puede culminar con la muerte. Por eso es aconsejable la atención médica inmediata y el cumplimiento de un tratamiento adecuado. La muerte ocurre en un 5 – 10% de los casos, aumentando este porcentaje en los niños menores a cinco años.

Quienes sufren de difteria respiratoria serán hospitalizados, aislada y tratada con antibióticos específicos, como penicilina y eritromicina. Existen diferentes vacunas para prevenirla, el uso de las mismas depende de la edad. Por eso es importante consultar con un profesional acerca del calendario de vacunación obligatorio (dependiendo de cada país).

Para controlar esta enfermedad lo mejor es la inmunización de toda la región, además de tratamiento adecuado y programas que ayuden a la vigilancia de toda la comunidad.

Difteria cutánea

Este tipo de difteria es poco frecuente, y se presenta en personas con falta de higiene y que viven en condiciones de hacinamiento.

Es más normal en países tropicales.

En estos casos se verá una erupción acompañada de llagas o ampollas que aparecen en todas partes del cuerpo. Estas heridas son dolorosas.

Para el tratamiento se recomienda una higiene de la zona acompañada de antibióticos específicos, que serán recetados por los médicos.

2 Comentarios

  1. Gracias a un gran ser humano como Pierre Emilio Roux, quien estudio la toxina que es la causante de esta enfermedad.Por fortuna ya existen vacunas, asì que a vacunarse todos y vivamos felices.

  2. excelente

Deja un comentario

Su email no sera publicado. Es obligatorio indicar nombre y email *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>