Observar los pájaros en sus nidos sobre los árboles. Contemplar las nubes blancas sobre el cielo despejado, descubrir el capullo de una flor, mirar las lenguas de fuego de una hoguera o relajarse con el fluir de los peces… todos ellos son placeres visuales a los que generalmente no damos importancia, pero influyen radicalmente en nuestro deleite, salud y bienestar.

ojos salud

Mimar la vista 

La vista es el sentido más dominante y sin embargo nuestra vida transcurre hoy en día en lugares interiores. Nuestra conexión con la naturaleza sigue estando latente y es más importante de lo que pensamos.

 

La salud mediante la contemplación de la naturaleza

Aprender a relajarse puede más sencillo de lo que pensamos. Es posible que no necesitemos de ninguna técnica de meditación ni un largo período de entrenamiento, ensayo y formación. Aunque estos métodos conserven un gran valor en sí mismos, lo que hacen es ayudarnos a aprovechar el potencial que poseemos para ello.

Simplemente observar un pájaro en el cielo o el movimiento de una ola pueden bastar para alcanzar la relajación.

Pasa tiempo a diario observando la naturaleza en la medida de tus posibilidades. Una ventana con vistas, un parque, etc…

Pequeñas cosas pueden resultar de gran ayuda: un bonsai, un bulbo o hierba aromática, una colección de piedras con sus diferentes texturas y colores, una rama con brotes, incluso fotografías de paisajes naturales…

 

Recuerda:

La contemplación de un bello paisaje natural puede cortar la sucesión continua de los pensamientos y las preocupaciones, permitiendo reintegrarnos con el amplio mundo natural que nos rodea.

2 comentarios

  1. ROSY

    21 Octubre, 2013 a 4:05

    TOTALMENTE DE ACUERDO……PONERSEA OBSERVAR LAS MARAVILLAS QUE NOS OFRECE LA NATURALEZA……..RECREAR NUESTRA VISTA,Y NUESTRO ESPIRITU……..A VECES CERRAR LOS OJOS….Y ESCUCHAR A LOS PAJARITOS,E INSECTOS CON SUS BELLAS SERENATAS……

  2. gloria

    21 Octubre, 2013 a 18:57

    ES LO MAS ERMOSO K PUEDE TENER UNA VER LA NATURALES K MI DIOS NOS A REGALADO AS CASCADAS LOS RIOS LES FUENTE A MI ME DAN VIDA Y SALUD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *