La L-Teanina es un aminoácido que no se encuentra en la proteína a partir de los alimentos, pero supone más del 50% del total de los aminoácidos libres en el té verde (Camellia Sinensis).

teverdeprop

La L-teanina parece atravesar la barrera hematoencefálica y se ha demostrado que influye sobre la actividad de ondas cerebrales, posiblemente a través de una influencia sobre neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, sugiriendo aplicaciones potenciales en el estrés, ansiedad y depresión. La teanina también parece contrarrestar las propiedades excitadoras de la cafeína. Otras investigaciones están enfocadas en un papel potencial para la teanina en el apoyo inmune y cardiovascular, así como en el control del peso y el alivio de los síntomas del síndrome premenstrual.

La investigación en voluntarios humanos ha demostrado que la teanina crea una sensación de relajación en aproximadamente 30-40 minutos tras la ingestión a través de al menos dos mecanismos diferentes. Primero, estimula directamente la producción de ondas cerebrales alfa creando un estado de profunda relajación y alerta mental similar a la alcanzada a través de la meditación. Segundo, está involucrado en la formación del neurotransmisor inhibidor ácido gamma amino butírico (GABA). El GABA influye sobre los niveles de otros dos neuro- transmisores, dopamina y serotonina, ambos importantes en la relajación y equilibrio del estado de ánimo. La teanina no induce el sueño, ya que no afecta a las ondas theta.

Varios estudios indican que la teanina puede ser de valor para aquellos siguiendo un tra- tamiento de quimioterapia. Parece que la teanina puede incrementar la concentración de fármacos quimioterápicos y reducir el nivel de glutatión en células cancerosas, mientras que protege a las células saludables de los efectos adversos de la quimioterapia a través de su acción antioxidante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *