Según un nuevo estudio publicado recientemente, las imágenes por resonancia magnética muestran cambios en los cerebros de las personas con síndrome post-conmoción cerebral (PCS). Los investigadores esperan que los resultados señalen el camino para mejorar la detección y el tratamiento para el trastorno.

El PCS afecta a aproximadamente entre el 20% y el 30% de las personas que sufren una lesión cerebral traumática leve (MTBI)-definida por la Organización Mundial de la Salud como un evento traumático que causa pérdida breve de la conciencia y / o disfunción de la memoria transitoriamente o desorientación. Los síntomas de PCS incluyen dolor de cabeza, falta de concentración y dificultades de memoria.
Las imágenes neurológicas convencionales no pueden distinguir qué pacientes desarrollarán PCS debido a una lesión cerebral traumática leve.

El diagnóstico por imagen convencional con tomografía computarizada o resonancia magnética suele no mostrar anormalidades en pacientes con una lesión cerebral traumática leve, aunque algunos de ellos lleguen a desarrollar los síntomas, incluyendo los graves problemas cognitivos. Los investigadores quieren tratar de entender mejor por qué y cómo estos síntomas se presentan.

En el estudio realizado, los resultados de resonancia magnética mostraron que la integración de comunicación y de información en el cerebro fue interrumpida entre algunas estructuras cerebrales clave después de una lesión leve en la cabeza, y que los cerebros golpeados utilizaban diferentes recursos neurales para compensar el deterioro de la función.
La conectividad funcional estaba disminuida en la red posterior del cerebro y aumentada en el componente anterior, probablemente debido a una compensación funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *