Las personas con tendencias psicópatas tienen un sentido del olfato dañado, lo que señala un procesamiento ineficiente en la parte frontal del cerebro.

La psicopatía es un término amplio que abarca un trastorno grave de la personalidad caracterizado por la insensibilidad, la manipulación, la búsqueda de sensaciones y conductas antisociales, rasgos que también pueden encontrarse en personas por lo demás sanas y funcionales. Los estudios han demostrado que las personas con rasgos psicopáticos tienen un deterioro en el funcionamiento de la parte frontal del cerebro – el área responsable en gran parte de funciones tales como la planificación, el control de impulsos y actuar de acuerdo con las normas sociales. Además, una disfunción en esta área  del cerebro está relacionada con un sentido erróneo de olor.

personalidad y olfato

Los investigadores analizaron la hipótesis de si un sentido del olfato pobre estaba vinculado a niveles más altos de tendencias psicopáticas entre  79 adultos no-criminales que vivían en la comunidad. Primero se evaluó la capacidad olfativa de los participantes, así como la sensibilidad de su sistema olfativo. También midieron los niveles de psicopatía de los participantes, tomando  cuatro medidas de referencia: manipulación, insensibilidad, estilos de vida, y las tendencias criminales. También tomaron nota del nivel de empatía hacia los sentimientos de otras personas.

Los investigadores encontraron que las personas que alcanzaron cifras importantes en los rasgos psicopáticos eran más propensas a tener dificultad tanto para identificar los olores y como para diferenciar entre uno y otro, a pesar de que sabían que estaban oliendo algo.
Estos resultados muestran que las áreas del cerebro que controlan los procesos olfativos son menos eficaces en personas con tendencias psicopáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *