Las estresadas personas con personalidades de tipo A pueden ser más propensas a sufrir un accidente cerebrovascular que sus contrapartes relajados, según un estudio español reciente.
Investigaciones anteriores han relacionado el estrés con la enfermedad cardíaca, pero este último hallazgo estudió al estrés en relación con el riesgo de accidente cerebrovascular.

Investigadores del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid compararon factores de riesgo de accidente cerebrovascular, incluyendo los niveles de estrés, entre 150 adultos que habían sufrido un accidente cerebrovascular y 300 adultos sanos (el grupo “control”). Los niveles de estrés se midieron utilizando instrumentos estandarizados que evalúan los acontecimientos importantes de la vida, la ansiedad y la depresión, el tipo de bienestar general y la personalidad.
Los participantes también respondieron preguntas sobre su consumo de cafeína, el alcohol, bebidas energéticas, tabaco y  si tenían o no un trabajo.

Haber tenido un evento estresante importante en la vida en el último año cuadruplicaba el riesgo de accidente cerebrovascular, y tener una personalidad tipo A incluso duplicaba esas probabilidades. Fumar o haber fumado en el pasado también duplicaron las probabilidades, según hallaron los investigadores.

Hacer frente a la influencia de factores psicofísicos sobre el accidente cerebrovascular podría constituir una línea terapéutica adicional en la prevención primaria del ictus en la población de riesgo y, como tal, los investigadores garantizan mayores esfuerzos para lograrlo.
Los expertos coincidieron en que el hallazgo podría ayudar a los médicos a comprender mejor el efecto del estrés sobre el riesgo de accidente cerebrovascular. Pero, mientras que el estudio mostró una asociación entre los dos, no probó una relación causa-efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *