Un nuevo estudio ofrece evidencia que apoya lo que muchas personas ya habían aprendido por sí mismas: nunca ir al supermercado cuando se tiene hambre.

comidas poco saludables supermercado

Los investigadores encontraron que las personas que no habían comido en toda la tarde eligieron más alimentos cargados en calorías en un supermercado simulado que aquellas a las que se les había dado un aperitivo antes de la compra de alimentos en línea. Y en un supermercado real, los compradores optaron por una mayor proporción de alimentos ricos en calorías en las horas previas a la hora de la cena frente a las personas que hicieron las compras al principio del día, según observó el equipo de estudio.
Incluso los ayunos a corto plazo pueden llevar a las personas a elegir alimentos poco saludables o muy calóricos.
No es recomendable ir de compras cuando se tiene hambre y no se tiene una lista, porque es probable que la persona se tiente más y compre todo tipo de comida chatarra.

Los resultados pueden tener implicaciones no sólo para los compradores comunes, sino también para las familias con “inseguridad alimentaria”, que a menudo no tienen el dinero para comprar comida saludable – o cualquier alimento.
Para las personas que no siempre pueden pagar los alimentos debido a su situación económica, el nuevo estudio muestra que puede haber indicios biológicos, así como prácticos, que apuntan por qué se dirigen hacia el pasillo de comida chatarra.
Lo preocupante es que la gente no entiende la conexión entre la obesidad y la inseguridad alimentaria.  No saber cuándo se va a tener alimentos disponibles significa que cuando lo haces, vas a elegir una opción de alto contenido calórico y, sobre todo, más barata. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *