El cambio de temperatura, las características del aire y su calidad y el estrés son algunos de los responsables del aumento de los brotes de dermatitis atópica (DA). En España se estima que la patología afecta entre el 5 y el 15% de la población. Ante este trastorno de la piel cada vez más extendido, el autocuidado es la base para tratar y reducir la dermatitis atópica, ya que esta es una afección con alto componente hereditario.

Las doctoras Mª Ángeles Navarro y Lidia Jáuregui, especialistas en pediatría y dermatología y colaboradoras de STADA Consumer Health, afirman que el estilo de vida occidental, la polución de las ciudades, los cambios ambientales y la exposición temprana a pólenes, ácaros y alérgenos son los principales responsables de este incremento.

Las doctoras recomiendan el autocuidado como factor fundamental para tratar la dermatitis atópica. Algunos consejos son evitar el calor ambiental intenso con baja humedad producido por calefacciones con aire caliente, no utilizar ropa de abrigo en exceso ni prendas de lana, no realizar ejercicio físico intenso, porque al sudar aumenta la sensación de picor e induce al rascado, y tratar la piel con lociones y cremas hidratantes específicas sin agentes irritantes y con ingredientes activos naturales ricos en ácidos grasos esenciales y microplata, como Multilind MICRO Plata. Así se reduce el riesgo de sobreinfecciones y se protege y fortalece la función barrera de la piel, disminuyendo el picor y la irritación que padecen este tipo de pieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *