Inicio Bienestar de la mujer Signos de una mujer saludable

Signos de una mujer saludable

1
118

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:

-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable

Salud-Mujer

Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signos no los cumplimos quiere decir de que nuestro cuerpo no está funcionando como debería o estamos teniendo alguna alteración menor como síntoma de alguna afección.

No hay preocuparse en exceso pero si ocuparnos en averiguar qué es lo que causa el desequilibrio físico.

Frecuentemente se ignoran las pequeñas señales que el cuerpo genera como alarma de que algo no está bien.

Las mujeres en especial debemos cuidarnos y prestar atención porque el cuerpo nos habla y nos dice si estamos sanos o no.

Decálogo de la Mujer Saludable

  1. Mantén una dieta equilibrada durante la infancia, y accede a un aporte vitamínico y de minerales bajo control pediátrico. “Recuerda que el calcio se atesora en la juventud y se gasta en la menopausia”.
  2. Haz ejercicio habitualmente, evitando el sobrepeso.
  3. Infórmate de las opciones médicas y planes preventivos de las enfermedades ginecológicas.
  4. Infórmate de los métodos anticonceptivos y de cuál es el más adecuado para ti.
  5. Hazte revisiones ginecológicas periódicas cada dos años.
  6. Evita las enfermedades de transmisión sexual.
  7. Antes de planear un inminente embarazo, acude a una revisión preconcepcional y luego controla tu gestión adecuadamente.
  8. Come equilibradamente durante tu vida reproductiva y menopáusica: haz comidas hipograsas saturadas, hipocarbonadas de azúcares refinados (pasteles por ejemplo), rica en verduras y pescados, preferentemente azul y carnes blancas.
  9. Evita hábitos, tóxicos y medicamentos inadecuados o que te provoquen dudas sobre la integridad fetal en el primer trimestre de la gestación. Consulta siempre con tu ginecólogo.
  10. Asume la importancia de la lactancia materna y de sus beneficios para ti y para tu hijo.
TAGS

1 comentario

  1. carmita

    6 Enero, 2016 a 2:10

    Muy bueno su artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *