Sindrome de la vejiga tímida

El síndrome de la vejiga tímida es también denominado como paruresis. Este es un problema psicológico que afecta a gran cantidad de personas en todo el mundo.

Este síndrome hace que a la persona afectada le resulte difícil orinar en baños públicos.

La persona que padece síndrome de la vejiga tímida le da miedo que otras personas lo puedan ver u oír cuando están en un baño público. Debido a este temor irracional se auto limitan y no pueden miccionar.

La ansiedad o el temor hace que se tensen los esfínteres y de esta manera la persona tiene ganas de orinar pero no puede hacerlo normalmente.

La paruresis le genera a la persona inconvenientes en la vida diaria ya que le provoca diferentes consecuencias a nivel físico pero también psicológico.

vejiga timida

Algunos de los problemas que genera en las personas el síndrome de la vejiga tímida son:

-malestar físico por aguantar demasiado las ganas de orinar

-la persona con paureresis evita asistir a lugares con muchas personas como conciertos, espectáculos, estadios de fútbol, bares entre otros lugares públicos para no tener que pasar por un baño publico

-intranquilidad y ansiedad durante la jornada en el colegio, universidad o trabajo por no poder acudir normalmente al baño

 

En algunas personas puede llegar a ser incapacitante para el afectado por este trastorno si se vuelve muy intenso este problema.

Con terapia psicológica y el uso de técnicas de relajación se puede revertir el síndrome de vejiga tímida pero lleva tiempo de tratamiento esta patología. 

 

Trastornos como esto puede ser tanto un problema consciente y subconsciente. Algunas formas de reducir los problemas son los siguientes:

– Beba menos líquidos. Si bien este método reduce la cantidad de veces que tiene que utilizar los servicios públicos, principalmente se acaba de ocultar el problema.

– Hable con un amigo. Su paruresis puede ser el resultado de la ansiedad y la sensación de incomodidad a los demás. Hablar con un amigo cercano puede ayudar a reducir la tensión en torno a usar el baño en un lugar público. El próximo paso sería usar el baño con su amigo de la esquina. Una vez que usted puede hacer esto, haga que se acercan hasta que esté cómodo ir con su amigo más cercano. Esto le ayudará a erosionar la ansiedad causada por el síndrome de vejiga tímida.

– Utilizar los baños públicos cuando no se tiene que usar el baño. Utilizar los baños públicos sólo para lavarse las manos. Esto puede ayudar a instruir a su cuerpo que un baño público es un lugar normal de ser.

 

Si los métodos anteriores no funcionan para usted, todavía hay otras opciones. Estas opciones para curar la paruresis son los siguientes:

1. Cateterismo – El tratamiento más inmediato y eficaz es la auto-cateterización. Este procedimiento consiste en insertar un tubo a través de la uretra que drena la orina. Aunque no es difícil de aprender, se dice que ser un poco doloroso. En determinados casos, este método es mejor que el malestar extremo que el síndrome de vejiga tímida puede causar.

2. Técnicas Terapéuticas – Estos incluyen convencer a tu mente consciente y subconsciente que el síndrome de vejiga tímida ya no es un problema. Las técnicas terapéuticas eliminar el problema en la fuente y puede ser las soluciones más eficaces. La mayoría consisten en escuchar un archivo de audio que, o bien realiza la hipnosis o habla usted con su problema.

Articulos relacionados

Compártelo en
Sindrome de la vejiga tímida
¿Le ha parecido interesante?: 0 (0 votos)
Tags:

Deja tu comentario

Tu email no sera publicado. Obligatorios *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*