Tipos de aminoacidos

    



Nuestras necesidades de proteína son realmente de aminoácidos ya que estos son la base de las proteínas. Los aminoácidos se clasifican en “esenciales” y “no esenciales”.

Los aminoácidos esenciales no pueden ser fabricados por el organismo y deben ser aportados en la dieta ya que de no ser así pueden producirse trastornos en la salud. Los aminoácidos esenciales son: la histidina, la isoleucina, la leucina, la lisina, la metionina, la fenilalanina, la treonina, el triptófano y la valina.

aminoacidos-ramificados

Los aminoácidos no esenciales son también imprescindibles para la salud pero pueden ser sintetizados en el cuerpo a partir de los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos no esenciales son: la alanina, la arginina, la asparagina, el ácido aspártico, la carnitina, la cisteína, el ácido glutámico, la glutamina, el GABA, la glicina, la ornitina, la prolina, la serina, la taurina y la tirosina.

Tanto los aminoácidos esenciales como los no esenciales, intervienen en la formación de hormonas, enzimas, neurotransmisores, anticuerpos y transportadores de nutrientes.

Un consumo de aminoácidos esenciales inferior al óptimo aumenta las necesidades del organismo de aminoácidos no esenciales.

Por ejemplo, una dieta vegana o vegetariana estricta mal balanceada puede causar carencias de aminoácidos esenciales como el triptófano, la leucina y la isoleucina. Para evitarlo es conveniente ingerir cereales, frutos secos, legumbres y semillas.

Una buena alternativa para compensar las deficiencias de aminoácidos es también aportarlos en forma de suplementos a la dieta, de esta manera se podrá suministrar una dosis equilibrada de proteínas y evitar tanto el insuficiente aporte de aminoácidos esenciales como la carencia de los no esenciales.

Los suplementos de aminoácidos en forma libre son los más indicados para una suplementación adecuada. Se distinguen por contener una “L” delante de su nombre.

Esta forma de presentación de los aminoácidos indica que son “naturales” y su absorción se realiza de forma rápida y eficiente.

Para optimizar la absorción de los aminoácidos se recomienda que se acompañen en la ingesta de las vitaminas B6 y C. Si se toman de forma individual es aconsejable que se complemente con una fórmula balanceada de aminoácidos esenciales y no esenciales ingerida en distinto momento del día. De esta forma potenciaremos su acción y evitaremos posibles desequilibrios en el balance general de nutrientes.

También es recomendable no ingerirlos conjuntamente con proteínas para lograr una mejor y más rápida absorción.

Deja un comentario

Su email no sera publicado.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>