La cirugía estética avanza día a día, y una cirugía que esta tomando gran protagonismo en estos últimos años es la vaginoplastia. Está es una cirugía que se localiza en la zona más intima del cuerpo de las mujeres, destinada a la vagina, siendo mas específicos, a cambiar su apariencia.

vaginoplastia

Aunque esta operación para muchas personas suene anormal, para muchas mujeres no es así, ya que recurren a este tipo de cirugía mujeres que han de protagonizado muchos partos o simplemente sufren malformaciones en la zona por diversos motivos.

La vaginoplastia se realiza con anestesia local evitando así los riesgos de otros tipos de anestesia, y es una intervención quirúrgica que dura unos 45 minutos aproximadamente.

Debido a que esta intervención, es demasiado corta, no se requiere la internación del paciente, es una intervención ambulatoria,  por lo que la paciente regresa a su casa inmediatamente luego de finalizada la operación.

Luego del que paciente ha sido intervenido, debe permanecer en reposo entre 48 y 72 horas. La paciente estará de baja de 2 a 3 días y los puntos se podrán retirar luego de pasadas cuatro semanas. Una vez se retiren los puntos se podrán volver a mantener con total normalidad las relaciones sexuales.

Generalmente el post-operatorio es muy tranquilo y no causa problemas, en pocas ocasiones, se necesita tomar algún tipo de medicación, aunque se recomiendan algunos analgésicos si se sufre dolor.
Es imprescindible ponerse en manos de buenos profesionales, como en todo tipo de cirugía estética, En el caso específico de una vaginoplastia,  esto es de mucha importancia ya que una mala intervención, no solo puede perjudicarnos, sino que además puede hacer que se pierda la sensibilidad en la zona. Por ese motivo, es fundamental hablar con un especialista y analizar todos los factores antes de realizarse esta clase de intervención quirúrgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *