Muchas son las personas que en alguna etapa de su vida empiezan a sufrir alguna enfermedad neuro-degenerativa, debiendo depender de la ayuda continua de una tercera persona para vivir.

De acuerdo a Manuel Martín, director de la clínica psiquiátrica Padre Menni (Pamplona), algo más de la mitad de los cuidadores de afectados por demencia presentan síntomas relacionados con el estrés.

Los cuidadores, que en el 80% de los casos son familiares del enfermo, sufren de una sobrecarga en su “trabajo” diario que en demasiadas ocasiones influye en su salud, así se confirma cuando Martín asegura que “entre 40 y 75  de cada 100 casos se presentan trastornos psicológicos derivados del sobreesfuerzo en el cuidado del afectado”.

En España, país donde residen más de 600.000 enfermos de Alzheimer, se necesita una actualización del trabajo del cuidador, que en muchas ocasiones no se ve capaz de asumir su exceso de trabajo que le supone cuidar.

Así, el experto ha desarrollado durante esta semana un taller de prevención y reducción del estrés y sobrecarga del cuidador, en el que se detallan herramientas útiles para este colectivo.

“Talleres como éste son muy necesarios para la correcta actuación del personal que atiende a afectados de demencia, y deberían celebrarse en otras partes de España”, son algunas de las palabras de los responsables del taller.

No obstante, se ha comprobado que en algunas ocasiones es el propio cuidador quien rechaza ayuda exterior, dado que no quieren demostrar sentimientos de culpa ni interferir en la vida de otros familiares.

De hecho, se calcula que 4 de cada 10 personas no reciben ningún tipo de ayuda en su labor, por lo que muchas veces se ven obligados a dedicar hasta 24 horas al día al cuidado de los pacientes afectados, sin llegar a “desconectar” de este trabajo en ningún momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *