5 de 2 valoraciones
  1. Evitar el uso de dispositivos electrónicos con emisión de luz al menos dos horas antes del horario de sueño habitual.
  2. Utilizar programas que cambien el espectro de emisión de luz de los dispositivos electrónicos desplazando la emisión de luz azul y verde hacia el amarillo, anticipando el momento de acostarse
  3. Dormir en la oscuridad, no dejando la luz o la televisión encendidas. Utilizar un antifaz en el caso de que no pueda evitarse la contaminación lumínica de la calle.
  4. Asegurar que el ambiente para dormir sea silencioso. Elegir la habitación más aislada de la casa. Si es necesario, se puede insonorizar con un buen aislante acústico.
  5. Mantener la temperatura de la habitación entre 18 – 21°C.
  6. Elegir el colchón de firmeza media: ni demasiado blando ni demasiado duro. Probar el colchón antes de comprarlo; tumbarse durante varios minutos, siendo necesario que si va a ser compartido, lo prueben ambas a la vez. Evitar las almohadas muy altas y las de plumas.
  7. Mantener la habitación limpia y ordenada para fomentar la tranquilidad.
  8. Procurar pintar el dormitorio con tonos pastel (azul, verde, amarillo, lila) o en tonos neutros. Evitar los colores intensos y excitantes.
  9. Evitar colocar accesorios en la habitación que no tengan relación con el sueño, como televisores, ordenadores, radio y apagar el móvil o dejarlo fuera de la habitación
  10. Utilizar la habitación únicamente para dormir y para relaciones sexuales. El área de trabajo debe estar siempre fuera de la habitación.

2 comentarios

  1. Angomol

    30 abril, 2017 a 22:58

    Lo de relaciones sexuales está muy bien, que dejen en paz al resto de muebles de la casa, por ejemplo que no hagan el tigre tirándosela desde el armario

  2. Marisa Roca

    5 mayo, 2017 a 1:31

    Consejos muy interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *