Especialmente ahora que estamos haciendo propósitos de año nuevo, es probable que muchos de nuestros lectores se hayan planteado perder peso poniéndose a dieta. Hoy vamos a desmitificar varias afirmaciones que comúnmente se oyen a diario, y vamos a conseguir que tu camino en el objetivo de rebajar kilos sea más rápido y placentero.

dietas-a-la-medida-2

Mito 1. Los laxantes pueden ayudar a perder peso.

Lo cierto es que estas soluciones combaten el estreñimiento o la retención de líquidos, pero en ningún momento ayudan a quemar la grasa del cuerpo, que es el objetivo primordial para adelgazar.

Mito 2. Comer pan está prohibido.

No es que el pan sea el alimento estrella de las dietas, pero al componerse principalmente de hidratos de carbono, se traduce en un bien necesario para las reservas de energía de nuestro organismo, y eliminarlo es un fallo habitual.

Mito 3. Dormir poco adelgaza.

Es más, todo lo contrario. Varias investigaciones han demostrado que dormir menos horas de la recomendadas (siete como mínimo) aumenta el apetito, entre otras consecuencias negativas.

Mito 4. Los plátanos engordan.

¿Cómo va a engordar una fruta que sólo presenta unas 90 calorías y un 0% de materia grasa? Lo que sí es verdad es que esta fruta contiene el doble de kcal. que otras como la pera o la manzana.

Mito 5. El agua entre comidas engorda.

Otra errónea creencia. Un alimento que presenta 0 kcal, no engorda ni antes, ni durante, ni después de la comida, ni en ninguna otra ocasión.

Mito 6. Con alimentos light voy a adelgazar.

No necesariamente adelgazaremos con un alimento que, pese a presentar menos kcal. que su homólogo original, en algunos casos puede seguir aportando una cantidad considerable, como puede ser la mayonesa light. Además, si tendemos a comer más cantidad de estos tipos de alimentos, estamos en las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *