Llegan unas fechas muy señaladas y esperadas con ilusión por casi todo el mundo, pero como todo en esta vida, cuando la balanza sube de un lado suele inclinarse por el otro.

En este caso nos centraremos en las consecuencias sobre la salud que suponen estas épocas.

 

Cenas de empresa, celebraciones de fin de año, reuniones con amigos… todas esas ocasiones se relacionan con cantidades de comida y bebida cuanto menos considerables. Desde www.blogdefarmacia.com no queremos limitar los hábitos alimenticios de nadie, pero sí dar algunos consejos para sobrellevar estas fiestas sin que nuestra salud se resienta en exceso.

La primera regla que vamos a tener en cuenta es la de la compensación. Esto significa que si en una cena nos tomamos media botella de champán y un enorme entrecot con patatas fritas, al día siguiente deberíamos salir a caminar a buen paso durante más de una hora, o bien podemos optar por un “footing” de 40 o 45 min.

 

Esto es sólo un ejemplo pero creemos que queda suficientemente clara la idea de compensar los excesos con ejercicio moderado o incluso intenso.

 

Norma segunda: sustituye el café de después de la comida por alguna infusión de hierbas, como la manzanilla o la menta. Esto nos ayudará a reducir la flatulencia y a no sentir tanto la pesadez de estómago, otra característica típica y que a todos nos ha afectado alguna vez por estas fechas.

 

Si comer en tu casa no tendrás excusa para no cumplir esta segunda norma. Si vas a un restaurante no pidas café y espera a llegar a tu hogar para prepararte la infusión natural.

 

El tercer consejo que te damos es el de saciarte justo antes de presentarte a un manjar de los grandes. Si tienes una comida en familia en la que sabes que va a haber dos platos, postre, turrones y dulces varios, toma alguna comida saludable y saciante, como puede ser una ensalada normal o dos o tres tortitas de maíz con un vaso de agua.

 

No se trata de que te presentes a tu compromiso con el estómago completamente lleno, pero si logras seguir esta recomendación notarás como en la cena o comida tu hambre se reducirá y comerás lo justo sin pasarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *