La incontinencia urinaria, también conocida como la pérdida involuntaria del control de la vejiga, puede curarse fácilmente con un diagnóstico y tratamiento adecuado, de acuerdo a los profesionales que hace pocas semanas han asistido en Madrid al “I Curso de Incontinencia Urinaria Femenina”.

tena-lady-maxi

Los especialistas han hecho especial hincapié en que la mayoría de mujeres afectadas, aún observando que sufren los síntomas claros de este problema, no acuden a su médico de confianza, principalmente por temores y otras causas infundadas.

Debemos recordar que la incontinencia urinaria, que se puede dar en ambos sexos, provoca al sujeto en cuestión una pérdida de orina por la uretra, que generalmente suele limitar los vínculos sociales de los afectados. Por tanto, pese a que no suele ser un serio problema, físicamente hablando, sí que puede llegar a convertirse en un importante hándicap a la hora de relacionarse pública y privadamente.

Los participantes del estudio en la capital española también avisan de la forma en que influye el factor edad durante la pérdida del control de la vejiga, citando textualmente “los tejidos se debilitan con el paso de los años, lo que provoca que las alteraciones neurológicas empiecen a desarrollarse y es el momento en que los afectados deberían solicitar la visita al médico”.

Desde www.blogdefarmacia.com nos atrevemos a compartir unas pocas recomendaciones si usted es una persona afectada de incontinencia urinaria, aunque recuerde siempre que el mejor y más fiable diagnóstico será el de un especialista profesional:

· Controlar los líquidos y alimentos que favorecen la formación excesiva de orina, tales como agua, leche, alcohol, la fruta o las sopas, entre otros.

· Distribuir las bebidas de la siguiente forma: beber más por la mañana e ir descendiendo paulatinamente los líquidos a medida que avanza el día.

· Entrenar su vejiga. Mediante el desarrollo de los músculos de la pelvis, se puede conseguir un correcto control de la vejiga. (póngase en contacto con algún titulado entendido en estos últimos ejercicios)

Como ya hemos comentado, existen más tratamientos que le podrá dar cualquier profesional de la materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *