El corazón late normalmente unas 60 a 80 veces por minuto cuando una persona se encuentra en reposo. A esto se lo conoce como ritmo cardíaco. Para algunas personas, el ritmo cardíaco puede incluso ser menor de 60 latidos por minuto, y esto es perfectamente seguro mientras la persona se sienta bien, tenga una presión sanguínea normal y su corazón se acelere con el ejercicio.

ritmocardiaco

Los atletas olímpicos tienen comúnmente ritmos cardíacos de entre 30 y 40 latidos por minuto cuando se encuentran en reposo. Sus corazones son tan fuertes que no necesitan latir más frecuentemente para bombear la cantidad de sangre necesaria. Sin embargo, un ritmo cardíaco de 30 latidos por minuto puede ser motivo de preocupación en una persona sedentaria. A veces puede ser causado por alguna medicación. Los marcapasos son usados para tratar ritmos cardíacos lentos cuando no se responde a la terapia medicinal.

Algunas personas pueden llegar a tener un ritmo cardíaco de 90 o incluso 100 latidos por minuto cuando se encuentran en reposo. Esto puede ser normal para aquella persona si se siente bien. Más comúnmente, los ritmos cardíacos acelerados se deben a ansiedad, hiperactividad tiroidea, enfermedades pulmonares o medicaciones. Ritmos cardíacos de más de 100 latidos por minuto durante el reposo son usualmente anormales. Un ritmo tan elevado puede necesitar evaluación por un especialista si las causas comunes son descartadas. Algunas veces las causas más comunes de un ritmo cardíaco elevado se deben a condiciones como taquicardia sinusal, taquicardia supraventricular y taquicardia postural ortostática, y requieren diagnóstico y tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *