Los adultos jóvenes que han sufrido un derrame cerebral a menudo tienen historial de ser, o haber sido, fumadores o abusar de sustancias, según un nuevo estudio de Ohio y Kentucky.

Aunque los ataques cerebrales son a menudo considerados como una condición más común entre los adultos mayores, los investigadores dijeron que los cambios a largo plazo en los vasos sanguíneos y la sangre como resultado del abuso o consumo excesivo de alcohol puede poner a los usuarios en un mayor riesgo que el promedio de sufrir una apoplejía temprano en la vida.

Abuso-de-sustancias-asociado-a-riesgo-de-accidente-cerebrovascular

 

También es posible que algunas drogas, en particular la cocaína y metanfetamina, puedan desencadenar un ataque de forma más inmediata, de acuerdo con el Dr. Andrew S Josephson, un neurólogo de la Universidad de California, San Francisco, que ha estudiado la relación entre el uso de drogas y los accidentes cerebrovasculares.
Debido a que el consumo de sustancias también es común entre los adultos mayores, él dijo que los médicos deberían preguntar a cualquier persona que haya tenido un accidente cerebrovascular acerca de sus hábitos con respecto a las drogas y el alcohol.

Sin embargo, los profesionales saben que incluso con los factores de riesgo vasculares que son frecuentes – fumar, presión arterial alta- la mayoría de la gente no suele tener un episodio de accidente cerebrovascular hasta alcanzada una edad mayor. Cuando una persona joven tiene un accidente cerebrovascular, es probable que sea mucho más probable que la causa de su accidente cerebrovascular sea algo distinto de los factores de riesgo tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *