Es usual que los niños, debido a su afán explorador, se introduzcan cuerpos extraños como piezas pequeñas, pinturas, etc.. en los orificios de la nariz o del oído. Tener una noción de las indicaciones a seguir puede ser de gran ayuda para evitar males mayores.

Cómo actuar cuando hay un cuerpo extraño en el oído

Si se trata de algún tipo de semilla, ésta puede hincharse con la humedad de la propia cavidad. Para restablecer su tamaño se puede aplicar un algodón empapado en alcohol. Si puede verlo, puede intentar extraerlo con unas pinzas finas.

No utilice nunca objetos punzantes que podrían perforar el tímpano en un movimiento involuntario.

Si sabe con seguridad que se trata de un pequeño insecto que ha entrado de forma accidental, puede probar a matarlo poniendo en la entrada del oído un algodoncillo empapado en aceite.

Si no ve el objeto de que se trata y no tiene posibilidad de saberlo, acuda a un centro médico.

Nunca eche agua en el oído ni utilice gotas de ningún tipo sin consejo médico.

 

 

Cómo actuar cuando hay un cuerpo extraño en la nariz

 

Es conveniente actuar con rapidez pero con calma, antes de que el objeto penetre a mayor profundidad por la fosa nasal.

Tapar con firmeza al orificio de la nariz que ha quedado libre.

Obligar al niño a que expulse el aire con fuerza por el orificio taponado. El cuerpo extraño saldrá.

Si está viendo el objeto, puede intentar extraerlo con unas pinzas. Evite extraerlo si no lo ve, ya que es peligroso provocar una hemorragia nasal en un conducto taponado. Acuda a los servicios médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *