Los pies son una parte del cuerpo que a veces, parece invisible puesto que son muchas las personas que siempre prefieren utilizar zapato cerrado. Este tipo de gesto es habitual en aquellas personas que creen que no tienen unos pies bonitos. Por el contrario, aquellas personas que tienen unos pies perfectos lucen sandalias y zapatos abiertos que muestran la silueta perfecta de esta parte del cuerpo. Sin duda, los pies sufren un enorme cansancio durante el día a día, especialmente, cuando recorremos grandes distancias para ir a la oficina o también, cuando debemos estar mucho tiempo de pie como consecuencia del trabajo diario.

aceite-esencial-de-canela-2

No debes olvidar cuidar de la salud de tus pies al igual que cuidas de otras partes del cuerpo como por ejemplo, tu rostro o tu cuello. Es decir, aunque los pies no se ven también deben tener unos cuidados específicos en base a su bienestar. Por ello, hoy te aconsejo que todos los días cuando llegues a casa por la noche, te relajes y descanses gracias a un buen baño para tus pies. ¿Cuál es el truco de este baño tan especial? Que debes colocar agua caliente en un barreño pero además, debes apostar por un toque muy personal y especial. Se trata de poner unas gotas de aceite de menta. Verás qué  bien te sientes después.

Disfruta de este baño relajante durante unos 10 minutos en los que puedes olvidarte de todos tus problemas y sentirte bien. Después del baño, seca tus pies muy bien con una toalla suave hasta que no queden restos de humedad en tu piel. Con este truco tan práctico y sencillo debes recordar siempre que el cuidado de tus pies es fundamental para tu bienestar y tu equilibrio interior. Por otra parte, para un perfecto cuidado de tus pies puedes acudir a la consulta del podólogo con la regularidad que necesites dependiendo de tus circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *