La piel es el órgano más tocado, el más olido y el más visto, nos dice cómo somos y reacciona a los agentes exteriores con facilidad. También es agradecido cuando lo cuidamos y evitamos su deterioro prematuro y las agresiones ambientales. Los métodos artesanales a base de aceites esenciales son una buena opción para mimarla.

aceite piel

Aceite de argán para pieles deshidratadas.

  • Es originario del sudoeste de Marruecos y sus semillas y frutos sirven para extraer su aceite.
  • Regenera la piel por su contenido en ácidos poli y monoinsaturados omega 3, omega 6, y omega 9 junto a otros ácidos grasos esenciales.
  • Es antioxidante por su vitamina E y nutre y regenera la piel en profundidad
  • Suaviza y devuelve el brillo a la piel seca y frágil y tiene efecto contra las arrugas
  • Endurece y fortalece la uñas frágiles, devuelve el brillo a los cabellos secos y quebradizos

 

Aceite de rosa mosqueta para la piel de las gestantes

  • Las terapias orientales lo utilizan como ingrediente fundamental.
  • Previenen el envejecimiento prematuro, su suo diario corrige arrugas, cicatrices y manchas,
  • Devuelve la elasiticidad perdida,
  • Previene la aparición de estrías en el embarao
  • Mejora la piel afectada de poriasis y escaras.

 

Aceite del árbol del té contra los hongos

  • Se obtiene de las hojas de un árbol australiano con poder antiséptico.
  • Previene la infección por hongos en piscinas, gimnasios, saunas, etc…
  • Es repelente de insectos, piojos,
  • Mejora el aspecto de la piel acnéica
  • Cicatriza heridas y quemaduras y protege de infecciones en las mismas.
  • Es un excelente desodorante para los piés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *