El acné es algo tan molesto como inevitable. Tan es así que la mayoría de las personas lo sufren en algún momento de su vida. Por ello mucha gente pasa días enteros buscando y probando cremas y tratamientos antiacné hasta  encontrar, o no, el que le de mejores resultados.

acne-conglobata

Lo cierto es que la aparición de acné en la piel no se debe a una sola causa sino de varias. Sin bien muchos especialistas aducen el acné a una alimentación excesiva en grasas, se ha comprobado que su influencia no es tan alta y que existen muchos otros motivos que pueden causar puntos negros y demás imperfecciones tanto faciales como en el resto del cuerpo.

Una de las principales causas es la pubertad. A determinada edad, debido a un mayor funcionamiento de las hormonas, el acné aparecerá. Existen otras circunstancias de la vida en que hay una mayor actividad de las hormonas como por ejemplo durante un embarazo.

Pero el acné también puede deberse a otros factores como el uso de algunos productos de belleza como cosméticos, aunque no todas las personas reaccionan de la misma forma ante determinados productos para el cuerpo y tratamientos.

Hasta el stress y los nervios pueden ser la causa de esta situación tan odiosa para todos, sobre todo para los adolescentes.

Otra cuestión importante de aclarar es que la limpieza diaria de la cara no garantiza que no vayamos a tener acné. Si bien la higiene es importante no es lo único que hay que tener en cuenta para evitar el acné.

En casos más graves de acné, es necesario recurrir a los antibióticos para matar las bacterias que provocan la inflamación de la cara. A veces también puede suministrarse otro tipo de medicamentos.

Si todo ello no soluciona el problema del acné, es posible recurrir a otros métodos menos convencionales como la dermabrasión o el Keeling en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *