La inflamación del tejido fino que cubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados puede obedecer a varias causas:

  • Por infección debida a bacterias o virus. Es contagiosa.
  • Por alergia, sobre todo al polen.
  • Por irritación debido a agentes como humo, polvo, productos químicos, etc…

 

Recomendaciones

  • Conviene limpiar de forma regular la secreción del ojo con la ayuda de suero fisiológico o agua fresca empapados en una gasa suave.
  • Puede dar alivio la aplicación de compresas de agua fresca sobre el ojo cerrado.
  • Utilice solamente el colirio que le haya recteado su médico y no lo guarde cuando finalice el tratamiento, ya que se contamina fácilmente y no se conserva bien.

conjuntivitis

Cómo evitar el contagio

  • No se toque los ojos con las manos y lávelas con asiduidad.
  • No se frote los ojos para no extender la infección.
  • No comparta con otras personas toallas ni pañuelos.
  • No utilice lentillas hasta que esté curado.
  • No permanezca durante tiempo prolongado delante de una pantalla.
  • Colóquese unas fagas oscuras para protegerse del viento y dela luz.
  • Si utiliza agua de manzanilla debe filtrarla perfectamente, ya que contiene pequeñas partículas de polvo y planta que pueden perjudicarle.
  • Los niños no deben acudir al colegio durante la fase aguda para evitar contagios

 

Cómo prevenirlo

  • Evitar el contacto con las causas desencadenantes.
  • No comparta productos de cosmética y aunque los utilice poco reemplácelos con asiduidad, ya que acumulan polvo y suciedad.

 

En cuanto a la medicación

  • En la conjuntivitis de tipo bacteriano están indicados los antibióticos.
  • La conjuntivitis viral se cura por sí sola al cabo de una o dos semanas.
  • La conjuntivitis alérgica responde al tratamiento con antihistamínicos según el especialista recete colirios o fármacos vía oral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *