Todas las mujeres que han sufrido,  y sufren, dismenorrea a lo largo de su vida reproductiva saben el problema que les resulta para afrontar su vida diaria cuando tienen la menstruación. Y es que para muchas el dolor menstrual empieza al comienzo de su período y trae consigo calambres en las piernas e incluso mareos, nauseas y vómitos si la intensidad del malestar es muy fuerte.

disenorrea

 

La dismenorrea puede ser primaria o secundaria, según cuando empiece a manifestarse en una mujer. La primaria comienza con las primeras reglas de juventud y acostumbra a durar siempre. Las que la sufren liberan demasiada prostagladina, una sustancia que hace que sus contracciones uterinas sean mucho más fuertes de lo normal, lo que origina su dolor tan fuerte.

La dismenorrea secundaria se atribuye a problemas ginecológicos como la endometriosis y se da en mujeres más mayores. También colaboran a la aparición de la dismenorrea otros factores como el tabaco, el alcohol, el exceso de peso y el  tener la primera regla (menarquía) antes de los 11 años.

Los síntomas de la dismenorrea incluyen, además del consabido dolor  abdominal, calambres, dolores en la parte baja de la espalda, debilidad, re a los dolores de cabeza y malestar en general. Para su tratamiento se recurre a los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y el paracetamol y, a nivel preventivo, a la administración de ciertos anticonceptivos orales que inhiben la ovulación. También se recomienda hacer ejercicio regularmente, administrar calor sobre el abdomen y hacerse masajes abdominales para intentar controlar el dolor.

1 comentario

  1. karina alvarez

    7 mayo, 2012 a 17:08

    yo hace 1 año que no menstruo,pero si tenia en el brazo un tratamiento anticonceptivo pero no me llega la regla y ya eso no me sirve vencio en sept del 2011 me duelen muchos los ovarios cuando mas joven sufri de ovarios poliquisticos estoy tomando acido mefelamico y tengo sobrepeso y mo me llega si tienen algun tipo de medicamento aunque tamien estoy con sobrepeso y estaba leyendo que aveces es una causal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *