La agrimonia es una planta medicinal que forma parte de la familia de las rosáceas y lleva el nombre binomial de Agrimonia eupatoria. El tallo de esta especie es bastante derecho (puede llegar a tener hasta un metro de altura), y posee flores amarillas dispuestas en forma de racimos sueltos.

agrimonia

Como planta medicinal la agrimonia es conocida en casi toda Europa. Es muy fácil de localizar en bordes de tierras cultivadas, linderos de bosques y sitios con buena sombra. La época de florecimiento clásica para la agrimonia se sitúa en torno a los meses de primavera. Si queremos beneficiarnos con los distintos usos medicinales que se pueden hacer de esta planta lo más indicado es recolectar tanto las hojas como las flores de esta especie. Lo mejor es efectuar la recolección en las primeras semanas de la floración.

Los taninos de la agrimonia, uno de los elementos químicos que podemos encontrar en su composición, son los componentes que hacen de esta planta un excelente remedio contra las llagas y un muy buen anti-inflamatorio. Esta planta, además, ejerce un  efecto astringente (corta las diarreas de manera instantánea) y es un conocido vulnerario.

Para preparar enjuagues bucales a base de agrimonia solo necesitamos 100gr de esta planta (especialmente las flores) por cada litro de agua que vayamos a preparar. Debemos llevar el líquido a hervor por unos minutos y dejar entibiar. Hacer gárgaras con este brebaje (ideal para cantantes, actores y locutores). La decocción de base que se utiliza para los gargarismos de agrimonia también puede servir como infusión (en caso de diarrea) y es muy útil para utilizar como remedio externo de uso general (aplicar directamente sobre las llagas o heridas externas con un paño limpio). Otras opciones son las de aprovechar esta planta en forma de tintura o como extracto.

1 comentario

  1. migdalin

    27 diciembre, 2012 a 22:56

    sta muy bien la informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *