El albinismo es una enfermedad del grupo de las hereditarias. Cuando una persona sufre albinismo tiene muy poco o nada de pigmentación en su piel, ojos y en su cabello. Ellos han heredado los genes con alteración de un pigmento denominado melanina. Este cuadro se da en 1 de cada 17.000 personas. El albinismo se puede dar en todas las razas.

nino-albino

Existe un mito falto acerca de que los pequeños con albinismo nacen con los ojos rojos, esto no es así, solo algunos lo hacen, normalmente el color de sus ojos es normal. Además, es importante dar a conocer que existen diferentes tipos de albinismo y diferentes faltas de pigmentos.

Como te dijimos en el párrafo anterior, algunos de los albinos nacen con ojos rojizos o violáceos, otros los tienen de color marrón, verde o avellana, lo que si le pasa a todos es tener problemas en su visión. Este problema no se puede corregir con el uso de lentes y la mayoría tiene baja visión. Este grado de falta de visión depende del tipo de albinismo. Puede ir la ceguera absoluta o pueden llegar a tener la capacidad para conducir un automóvil de manera segura.

Los problemas de visión están aparejados a un desarrollo anormal de su retina  y los patrones anormales que conectan las terminaciones nerviosas entre el ojo y el cerebro. Por eso, para saber si una persona tiene efectivamente albinismo, bastará con realizarle a cabo un análisis de su vista.

Los albinos deben cuidar mucho su piel al momento de exponerse al sol, es recomendado el uso de protectores solares, sombreros y ropa que evite el contacto directo con el sol.

Normalmente los albinos tienen la piel y el cabello muy blanco (albinismo llamado oculocutáneo –OCA-), pero no es todos los casos es así.  El albinismo ocular es muy común, se trata únicamente de los ojos, mientras que la piel y el pelo son muy parecidos a los otros miembros de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *