El sistema inmunológico de las personas con alergias por contacto podría estar preparado para proteger al organismo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama y de cerebro, según sugiere una investigación.

alergia-contacto

Las alergias por contacto ocurren debido al contacto directo con químicos y metales comunes como el níquel.

En el estudio nuevo, los investigadores examinaron a casi 17 mil adultos que fueron testeados para alergias por contacto entre los años 1984 y 2008. Cerca de un tercio tuvo resultados positivos para al menos una alergia por contacto. Las mujeres eran más propensas que los hombres a tener este tipo de alergia (41 por ciento contra 26 por ciento).

Cuando los autores del estudio examinaron los casos de cáncer entre los participantes a largo plazo, hallaron que los hombres y mujeres con alergia por contacto mostraban un tasa significativamente más baja de cáncer de piel y de mama, y las mujeres con esta alergia también tenían tasas más bajas de cáncer cerebral comparadas con aquellas que no padecían de la alergia.

Pero las personas con este tipo de alergia mostraban tasas más altas para el cáncer de vejiga, lo cual puede deberse a niveles más altos de metabolitos químicos acumulados en la sangre.

Los hallazgos no permitieron a los investigadores llegar a ninguna conclusión sobre causa y efecto, y más investigación es necesaria, según notaron. Sin embargo, de ser estas relaciones etiológicas, existen implicaciones para entender cómo este tipo de alergia puede afectar el desarrollo del cáncer y viceversa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *