Los primeros anticonceptivos orales en el mercado contenían dosis mucho más altas de hormonas que las prescritas hoy en día, y el aumento de peso y la retención de líquidos eran ‘efectos secundarios’ esperados. Se calculaba un promedio de cinco libras de ganancia de peso como resultado de tomar anticonceptivos orales.
Sin embargo, los estudios han concluido que las dosis de los anticonceptivos orales de hoy en día, en general, no causan aumento de peso.

anticonceptivaypeso

Uno de los ingredientes activos de la píldora anticonceptiva es el estrógeno, que en dosis altas se sabe que causa aumento de peso por retención de líquidos. La retención de líquidos, a su vez provoca un aumento en la retención de sodio. Con las píldoras de dosis bajas de hoy en día, este problema se ha reducido considerablemente.

Sin embargo, las píldoras anticonceptivas pueden aumentar el apetito si aumentan los niveles de insulina – conocido como “resistencia a la insulina”. Los niveles de insulina aumentan en respuesta a los hidratos de carbono y conducen toda la energía hacia las células de grasa y, esencialmente, evitan la pérdida de peso, incluso con las dietas.
No todas las mujeres son susceptibles a generar ‘resistencia a la insulina “, por lo tanto, no todas las mujeres aumentan de peso cuando toman anticonceptivos orales. Esta “condición” puede ser diagnosticada por un médico y si se padece, hace que los niveles de insulina en la sangre sean crónicamente más altos evitando que las células de grasa renuncien a sus reservas de energía para poder bajar de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *