La protección solar es necesaria cuando una persona se va a exponer al sol, sobre todo cuando se expone durante un tiempo importante. Para esto es necesario poner crema protectora (o spray) al menos media hora antes de la exposición al sol.

Aunque el sol es importante para la salud de la persona a todos los niveles, es importante protegerse de los efectos negativos que puede dar lugar, ya que una exposición no deseada puede dar lugar a cáncer, envejecimiento y manchas en la piel, entre otras cosas. Por eso es importante tener una exposición al sol adecuada tanto en tiempo como en protección.

A la hora de seleccionar la numeración de la crema, spray o bronceador hay que tener en cuenta el tipo de piel y la habitualidad de exposición al sol. Si no crees acertar consulta con un farmacéutico que te indicará la mejor crema solar según varios factores.

Es importante evitar horas de gran intensidad solar, que suelen ser de 10 a 15 horas, sobre todo en niños y sobre todo de 13 a 15 horas. Después de la exposición solar se puede poner leche hidratante en la piel, sobre todo si se pone la piel roja o pica.

La protección solar es necesaria para exponerse al sol y estar protegido además de los rayos que pueden perjudicar a la salud de otros factores. Es importante, aún habiendo usado crema solar en la graduación que necesitas, no exponerse demasiado al sol y en caso de tumbarse al sol cambiar la postura de vez en cuando. Si tienes la piel muy blanca y es la primera vez que te pones al sol en mucho tiempo, es recomendable que uses una protección solar superior a 20, aconsejable cuanto más alta mejor, ya que aunque tardes más en coger color será un proceso seguro y el color se mantendrá más tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *