En el artículo anterior hemos tratado el tema de la apnea de sueño, una afección muy frecuente que sucede mientras dormimos, a causa de la relajación excesiva de los músculos que favorecen el pasaje de aire desde la garganta hacia los pulmones. En la primera parte de este informe, hemos tratado las causas concretas de la apnea de sueño y, por último, los síntomas de este problema. En esta segunda y última parte, explicaremos algunos consejos para evitar la apnea de sueño que, esperamos que les resulte muy útil.

apnea-del-sueno

Consejos para evitar la apnea de sueño

 

1. Baños calientes

 

Los baños calientes son muy buenos para relajar el cuerpo y los músculos en general. El agua deberá ser lo suficientemente caliente para ensanchar y elastizar los músculos, pero no tanto que pueda afectar a la salud de la piel. Una buena idea para tratar naturalmente la apnea de sueño es tomar un baño caliente antes de acostarnos, permanecer en la ducha un tiempo prudente, y luego, relajados, intentar dormir. Un gran porcentaje de las personas que padecen apnea de sueño, se han visto beneficiados por este consejo.

 

2. La apnea y la luz

 

Frecuentemente, debido a la falta de un descanso profundo, las personas que padecen apnea suelen sentirse somnolientos durante el día. El cerebro se encuentra programado para activar los procesos del sueño durante la noche, en la oscuridad. Si trabajas, por ejemplo, en un sitio en donde no tienes suficiente iluminación, es imprescindible que coloques alguna fuente de luz que ilumine el lugar. De esta forma, evitarás el quedarte dormido en lugares inapropiados. Por la misma razón, no es recomendable ver la televisión recostado en la cama, ya que la luz de la pantalla puede que interfiera con los patrones del sueño del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *