Hoy analizaremos otra de estas noticias que suelen sulfurar y decepcionar a partes iguales.

De acuerdo al último estudio de la sociedad Áliad sobre precios ofertados en el mercado odontológico español, la variabilidad y poca regulación de los honorarios que hacen cobrar los dentistas conduce a una alarmante disparidad en los precios de los servicios de los odontólogos españoles.

dentista

Para el estudio se han servido de la participación de 544 clínicas dentales de distintas poblaciones españolas, y de acuerdo a los autores de la investigación, las conclusiones dejan claro que “con esta situación se favorece el pensamiento general de la falta de ética profesional y social en la rama de la Odontología”.

Más concretamente, un ejemplo que podemos observar en el estudio indica que una ortodoncia infantil supone de media 2090€ en pequeños pueblos, frente a los casi 2600 que cuesta en ciudades de más de medio millón de habitantes. Y todo eso por el mismo tratamiento.

Otro ejemplo es el hábito de cobrar por primeras consultas. En municipios pequeños un usuario medio se ve obligado a desembolsar 26€ frente a los 39 de grandes ciudades.

La odontología e implantología son dos de las prácticas que presentan precios más dispares debido a la especialización de esas funciones, factor que provoca mayor desconocimiento entre los clientes y que supone la causa principal que algunos dentistas aprovechan para inflar su salario escandalosamente.

Ana María Rodríguez, presidenta de Áliad, tiene claro que esta penosa situación va a desembocar en una bajada generalizada de los precios, además de proporcionar a las grandes compañías y cadenas de franquicias la acaparación de un segmento importante del mercado odontólogo español.

Y es que mientras el mercado esté en manos de profesionales independientes y tradicionales, el ciudadano de a pie no siempre dispone de las mejores opciones.

Toda una lástima, puesto que no todos los dentistas son iguales, pero como muchas otras veces, lo pagan justos por pecadores.

2 comentarios

  1. enrique Perez

    26 Octubre, 2012 a 19:42

    hola! con el debido respeto, no hay mucha razón en su publicación, soy odontólogo Especialista en Rehabilitacion oral, diplomado en Odontologia estética adhesiva y diplomado en cirugía de implantes.creo que bastante me ha costado mi formación profesional, por la que sigo tratando de crecer y uno como en toda profesión va obteniendo prestigio.. por el simple hecho de ser odontólogo no puedo cobrar primeras consultas?. el punto de vista que tiene la sociedad es demasiado erróneo. en la primera consulta en el diagnostico es donde esta toda la parte intelectual del medico o cualquier personal del área de la salud, y a fin de cuentas es lo que nos diferencia de la gente que no es profesional en esta área.. ” el conocimiento”, un veterinario, un medico, nutriologo , psicólogo todos cobran por primera consulta! porque no habría de hacerlo un odontólogo, el cual también tuvo formación profesional, usa instrumental, usa un lugar optimo para establecer el servicio, tiempo y dedicación… no jugamos al dentista, es un trabajo.. debe entender usted que somos ” seres humanos” no somos maquinas, por lo que debe haber siempre un aproximado en precios de tratamientos, pero nunca una estandarización por lo mismo que no somos maquinas, y todos los individuos son únicos por lo que aunque a todos se les haga por ejemplo una Protesis removible, no a todos será la misma estructura, mismo diseño proteico y por consiguiente no será el mismo precio ..
    Respecto a la implantología seria conveniente que indague un poco mas en el tratamiento, ya que involucra, instrumental caro, el mismo implante es caro, luego aditamentos protesicos para restaurar, hay veces que no hay hueso y se tienen que llevar a cabo otras terapias… y puede haber pacientes que estén aptos para colocar un implante sin necesidad de crear hueso … cree usted que le cobraría lo mismo a ambos pacientes? yo creo que no .
    Lo importante es inculcar desde los profesores una buena ética profesional y una buena moral, no aprovecharse de la gente que es la que confía en nosotros, e informar al paciente de la importancia de que reciba una adecuada información sobre su padecimiento y sobre el tratamiento propuesto, y el paciente puede determinar si el profesional con el que acude es apto, sincero y realmente interesado en su salud y no en sus bolsillos .
    muchos saludos!!

  2. enrique Perez

    26 Octubre, 2012 a 19:46

    y repito NO SOMOS MAQUINAS, SOMOS HUMANOS! muchos saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *