Los ronquidos son causados cuando la lengua, la garganta superior, el paladar y la úvula vibran contra las amígdalas y los ganglios. Una de las razones por las que una persona ronca es porque tiene sobrepeso, otras razones son por resfriados, alergias, beber mucho alcohol antes de dormir o fumar.

Aunque existen diferentes métodos para eliminar los ronquidos como medicamentos, entre ellos, las tiras nasales y diferentes artilugios, a veces la solución se encuentra mucho más cerca. Existen diferentes alimentos para terminar con los ronquidos, los cuales se encuentran al alcance de todos y se pueden incluir en la dieta diaria.

La miel, usada por cantantes para aliviar sus gargantas, también ayuda a prevenir los ronquidos debido a sus propiedades antiinflamatorias, se puede incluir en comidas o en bebidas.

El té de menta, ayuda a eliminar las flemas, generando una alta expectoración de las mismas.

Según estudios, las carnes rojas o con grasas saturadas provocan espasmos leves que pueden generar la inflamación de las fosas nasales. Por esto es preferible comer carnes blancas o pescados, sobre todo pescado como el atún, esto no sólo ayudará a la prevención de ronquidos, sino a una mejor dieta y salud.

En relación a los condimentos, el aceite de oliva es útil para evitar ronquidos gracias a su poder antiinflamatorio natural, siendo bueno también por contener menor cantidad de grasas saturadas (”las malas”) y más de insaturadas (”las buenas”).

Por último, cambiar la leche de vaca por leche de soja, pues los lácteos se sabe que aumentan la mucosidad en la garganta y provocan más ronquidos. La inclusión de estos alimentos en la dieta diaria hará que los ronquidos desaparezcan y el descanso sea óptimo, tanto para la persona que padece los ronquidos como para los acompañantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *