Cuando se sufre de caspa, a menudo no basta con seguir un tratamiento capilar convencional, sino que también conviene cambiar nuestra dieta para tratar de eliminar esas molestas partículas blancas del cabello.

Incluye algunos de los siguientes alimentos en tu día a día para tratar la caspa.

Aguacate

Por su aceite grasoso supone un buen complemento al champú anti-caspa. En caso de pelo graso, bastará con incluirlo en nuestro menú, si en cambio tenemos el cabello seco, utilizaremos el aguacate también a modo de loción externa.

Romero

También en forma externa, la infusión de romero es un buen remedio para masajear el cuero cabelludo. Prepárala con 30 g. de hojas secas por medio litro de agua.

Zumo de manzana

Aplicado de manera exactamente igual a la infusión de anterior, con el zumo natural de esta dulce fruta, aplicado unas tres veces por semana, se consigue eliminar la caspa.

Cacahuetes

En este caso es su riqueza en zinc y selenio la que nos beneficia, dado que la ausencia de estos minerales puede inducir a la formación de caspa.

Puerro

Indispensable en tratamientos de belleza para el cabello, esta verdura también se usa para tratar la caspa, puesto que contiene altas dosis de azufre. Inclúyela en el carro de la compra especialmente si tienes el pelo graso.

Sardina

O cualquier otro pescado azul (como el salmón y el atún), contenedores de grasas saludables omega-3 en abundancia, beneficiarán tu cabello al prevenir y mejorar su sequedad. Tómalo unas dos o tres veces a la semana.

Melón

Tanto su vitamina A como los carotenos que posee nos ayudarán a hidratarnos, regular la producción de sebo y prevenir la aparición de la molesta caspa.

No olvides que, esto son alimentos que te van a beneficiar. Aquellos que, por el contrario, sólo empeorarán tu situación son las grasas no saludables, el café y el alcohol, así como las situaciones de estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *