La enfermedad conocida como mal de Alzheimer, es un tipo de demencia senil, que generalmente suele aparecer en las personas mayores, pero que no son ancianas.

Cuando se padece Alzheimer se percibe un deterioro muy lento, y va degenerando las facultades mentales de la persona, y a su vez va debilitando su cuerpo, lo que puede llevar a quien la sufre a pasar muchos años en estado delicadamente crítico.

alimentosalzheimer

Para poder disminuir los síntomas de esta enfermedad, se recomiendan los alimentos ricos en vitaminas C y B, entre ellos las naranjas, limones, pomelos, cítricos, fresas, kiwi, verduras de hoja verde, perejil, pimientos, tomate, patata, algas marinas, pollo, lácteos, levadura de cerveza y cereales en lo posible enriquecidos con hierro y vitaminas.

También se deben ingerir aquellos alimentos que son ricos en vitamina E, que actúan como antioxidantes como las pipas de girasol, el germen de trigo, almendras, avellanas, piñones, brócoli, cacahuetes y cereales integrales. Y también los que contienen selenio, ya que evitan la absorción de aluminio, ellos son cebollas, lechuga, leche y sus derivados y cereales integrales.

Es importante evitar los alimentos que contienen mercurio, ya que muchos pescados están contaminados con este, por eso, se deben conocer cuáles son los pescados seguros.

Varias investigaciones sugieren que se realice estimulación mental, hablar dos lenguas, viajar, hacer puzles, y aprender a tocar un instrumento,  son muy buenas formas de combatir la demencia senil precoz y el Alzheimer. Es bueno aprender algo nuevo todos los días, ya sea un número de teléfono o una palabra.

También se ha probado que el stress deteriora a la mente y al cuerpo, produciendo una hormona que perjudica al cerebro. Por ello es importante practicar  meditación,  yoga, arte o jardinería, entre algunas de las actividades que permiten controlar el stress.

Con la ayuda de una correcta alimentación y con la práctica de actividades anti stress desde una edad temprana, se puede reducir la probabilidad de sufrir Alzheimer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *