La bronquitis consiste en una inflamación de los bronquios. Las secreciones que se forman en el interior de éstos son el terreno propicio para que los microbios se multipliquen y se mantenga la inflamación.

El bronquio es un conducto tubular ramificado cuya función es dar entrada de aire a los pulmones. El bronquio derecho se constituye de tres ramas, el izquierdo de dos.

Los síntomas clásicos de la inflamación bronquial son:

  • Accesos de tos
  • Aumento de las secreciones
  • Dificultad respiratoria debida a la inflamación
  • Pitidos y burbujeos al respirar

 

Puede presentar formas más o menos leves, pero sobre todo es en la estación invernal cuando aumenta el número de casos de bronquitis o tráqueo-bronquitis.

No olvidemos que el tabaco es particularmente nocivo para esta dolencia.

 

Debido a su naturaleza bacteriana, se trata con antibióticos, siempre bajo prescripción médica.

También podemos aplicar un tratamiento a base de plantas naturales o fitoterapia.

Alivio de la bronquitis mediante plantas naturales

Son muy variadas las plantas que pueden actuar en la bronquitis, por ejemplo la malva, el hisopo, el tusílago o el orégano. Nos centramos en dos de ellas.

Jarabe de hisopo

  • Hervir 800 gramos de azúcar en medio litro de agua hasta obtener un medio viscoso.
  • Agregar 50 gr. de flores secas de hisopo.
  • Filtrar y guardar.
  • Tomar una cucharada en ayunas y otra antes de acostarse.

 

Infusión de orégano

  • Litro y medio de agua
  • 30 gramos de rabos de cerezas
  • 60 gramos de azúcar
  • 15 gramos de orégano
  • 60 gramos de uvas pasas sin pepitas
  • Infusionar en 1 litro y medio de agua y filtrar
  • Tomar dos o tres tacitas por día hasta que remita la tos

3 comentarios

  1. alicia

    19 Octubre, 2012 a 18:35

    Hay otra cosa que va estupendamente para aliviar la tos en una bronquitis o cualquier otra dolencia que curse con tos.

    1 cebolla grande
    zumo de 1 limón
    8 cucharadas bien colmadas de miel, mejor de romero

    Se corta la cebolla en medias luna a lo largo, finamente.

    Se pone en un tarro de cristal y se añade la miel y el limón.

    Se mantiene en la nevera durante toda la noche.

    Por la mañana se filtra y se beben chupitos del resultante 3, 4 o más veces durante el día.

    Es increíble cómo alivia.

  2. Ruth Pérez Williams

    21 Octubre, 2012 a 1:26

    ME ENCANTÓ BLOG DE FARMACIA ´HAY SUGERENCIAS MUY BUENAS Y TAMBIÉM NATURISTAS PARA ALGUNAS ENFERMEDADES
    RUTH PÉREZ WILLIAMS

  3. zoraida machi escriva

    24 Octubre, 2012 a 18:11

    Es muy interesante el tema este de la farmacia, porque tenemos muchas cositas que se pueden curar o alibiar sin medicina tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *