La amebiasis es una de las enfermedades producto de la proliferación de parásitos intestinales. Los microorganismos que causan la amebiasis son un tipo de amebas conocidas como Entamoeba histolytica. Estos parásitos están presentes en animales domésticos como los perros y en los seres humanos. El sustento de los parásitos intestinales que se encuentran detrás de un caso de amebiasis son las bacterias que viven en el estómago en una persona normal.

La forma de contagio de amebiasis puede ser por el consumo inadvertido de quistes de la ameba, contaminación de frutas, raíces o verduras, al beber agua contaminada, o por medio de contacto sexual (bucal o anal). Los síntomas que se conocen para la mayoría de los casos de amebiasis son la fatiga, la diarrea, la pérdida de peso, los gases, el dolor abdominal crónico y la fiebre. Solo en los casos más graves también se pueden agregar algunos síntomas que comprometen al hígado y a otros órganos del cuerpo.

La mejor manera de evitar la amebiasis es a través de la prevención. Las personas que mantienen una buenas normas de higiene al momento de consumir alimento no suelen verse infectadas por este tipo de parásitos intestinales. Es importante evitar el consumo de agua que no haya sido embotellada (especialmente al viajar a países cálidos). Tampoco se deberá comer, en esas circunstancias, frutas sin pelar o sin cocinar.

 

Las personas que han sufrido una intoxicación con esta ameba y han desarrollado amebiasis pueden seguir un tratamiento natural a base de ciruelas umeboshi con kuzú, lo que suele purificar el sistema digestivo. Otra alternativa es utilizar un extracto de semillas de pomelo. De todas maneras siempre se recomienda hacer una consulta con un profesional y mencionar todos los síntomas notados en las últimas horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *