Es sabido que la anemia es una enfermedad de la sangre, debido a un descenso en la cantidad de glóbulos rojos. El hematocrito es el porcentaje de glóbulos rojos en sangre, su valor medio varía entre 42% a 52% en hombres y entre 37% a 47% en mujeres, existiendo variaciones en cuanto a edad, ubicación geográfica, alimentación y salud del paciente. El valor del hematocrito se informa en un hemograma convencional con otros datos como ser la hemoglobina, los glóbulos blancos y las plaquetas. De aquí que el diagnostico de anemia empieza con un simple análisis de sangre.

anemias

Siempre se debe sospechar anemias cuando existen síntomas como: astenia o cansancio, palpitaciones del corazón, piel pálida o más clara que lo habitual, y yendo a un examen más profundo puede existir aumento de tamaño del hígado y del bazo. También siempre hay que tener presente que ante hemorragias o perdidas de sangre en materia fecal se sospeche de anemias. Por otro lado, las mujeres son las más propensas a esta afección ya que las que se encuentran en edad reproductiva todos los meses tienen perdidas de sangre vinculadas a la menstruación y esto se suma a la mala alimentación que habitualmente poseen.

El diagnostico como ya lo dijimos es sencillo con un simple análisis de sangre llamado hemograma disponemos de información como para empezar a buscar la etiología de base para la anemia, ya que para esta existen varias causas y entre ellas están: las anemias por trastornos en la producción de glóbulos rojos, anemias por hemorragias y anemias por hemolisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *