La anosognosia es un daño cerebral que hace que personas con algún tipo de incapacidad no sean capaces de darse cuenta de que necesitan ayuda.

La anosognosia es una enfermedad que se produce cuando hay o hubo un daño en la parte derecha del cerebro y este paraliza la parte izquierda del cuerpo. Su origen crea un estado mental que hace que personas que tienen algún tipo de incapacidad no sean capaces de darse cuenta de que la sufren. Actúa en el cerebro enfrentando a los 2 hemisferios y no se trata de un daño cerebral tan ‘simple’ como la agnosia. El síndrome de Anton-Babinski es un ejemplo.

Origen de la anosognosia

Hay que decir que la anosognosia no es la negación sino una falta de conciencia. Algo que dejó huella en el cerebro de la persona afectada y que después de meses -incluso años de evidencia-, aún no cree estar enferma.

Es un trastorno del neurodesarrollo es decir, una persona lleva una vida totalmente normal desde que nace hasta que alrededor de la segunda década de su vida, comienzan a haber cambios en su cerebro. Los cambios que hay son referentes a la diferente percepción de la realidad.

Las personas con anosognosia no saben ni creen que necesiten medicamentos porque como se ha dicho antes, piensan que no están enfermos.

La anosognosia es un accidente cerebral que no permite entender, como la incapacidad de actualizar el Yo interior.

 

¿Cómo actúa la anosognosia en el cerebro?

La anosognosia es la pelea entre ambas partes del cerebro:

  • Una parte tiene la función del mantenimiento de la conciencia es decir, de la continuidad de la concepción de uno mismo y de lo real.
  • La otra parte, analiza los hechos de esa realidad en busca de anomalías.
  • Cuando el primer punto se impone al segundo, ahí es cuando se trata de anosognosia.

 

¿Cuál es la diferencia entre agnosia y anosognosia?

La anosognosia no es lo mismo que una agnosia es decir, no es tan simple:

  • Agnosia es no poder aprender estímulos previamente enseñados.
  • Anosognosia es el stop, la parálisis e incapacidad para reconocer el problema o déficit.

4 comentarios

  1. raquel

    24 octubre, 2012 a 20:41

    ya me gustaria tener eso,creer que no tengo nada parece bien no sufres.Donde hay que darse el golpe en el lado derecho o izquierdo.

  2. Carmen

    25 octubre, 2012 a 12:25

    Ya cualquier cosa es una enfermedad. Si a mí me amputan una mano, y sigo pensando que la tengo (miembro fantasma), y soy feliz así, pues genial. Mayor problema le veo a las personas aprensivas, que sin tener ningún problema físico, ellos mismos se lo crean, haciendo que al final se convierta en una realidad. Considero que mientras uno sea feliz, con sus problemas, NO existe problema.
    Seguro que habrá más de una multinacional farmacéutica, que estén comercializando fármacos, para este tipo de afecciones.

  3. raquel

    25 octubre, 2012 a 20:35

    amalia no lo entiendes pq no lo has sufrido,como yo no se que dolores causan los que tienen cancer.Pero cada uno alo suyo vale………

  4. raquel

    25 octubre, 2012 a 20:39

    carmen, mira yo conozco de cerca loque es estar hospitalizada y ver como justo lo que dices,una mujer pensaba que no tenía brazo y lo tenía no lo usaba lo vi lo vio mi pareja y su hermana. No es muy botito no……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *