Los preparados de hierbas medicinales funcionan de muchas formas como antibióticos: sus funciones incluyen estimulación del sistema inmunitario aumentando la resistencia a la enfermedad infecciosa, estimulando el crecimiento celular al mismo tiempo que inhibiendo el crecimiento bacteriano, reduciendo la inflamación y eliminando los radicales libres.

Algunas de las hierbas, minerales y vitaminas antioxidantes con propiedades antibióticas que se comentan aquí con las siguientes:

 Sello de oro: Cura y fortalece las membranas mucosas, incrementando la resistencia a las enfermedades infecciosas e inhibiendo la acción de varios microbios que causan anginas estreptocócicas y otras infecciones.

 Ajo: Estimula el sistema linfático para luchar contra las infecciones y el crecimiento celular al mismo tiempo que inhibe el crecimiento bacteriano.

 Cayena: Tiene un efecto tónico sobre el sistema inmunitario, con lo que el organismo se vuelve menos vulnerable a los microorganismos invasores.

 Hipérico: Limpia el tejido y reduce la inflamación.

 Equinacea: Estimula la respuesta inmunitaria, aumentando la producción de leucocitos, mejorando así la capacidad del cuerpo para resistir la infección.

 Zinc: Promueve una función inmunitaria potente. Protege al hígado de las toxinas.

 Vitamina C: Actúa frente a toxinas y contaminantes que dañan las células y causan mutaciones. También aumenta la inmunidad frente a las enfermedades infecciosas.

 Vitamina E: Combate la enfermedad protegiendo a la membrana celular. También asiste defendiendo al organismo del ataque de los radicales libres de los compuestos oxidantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *