La velocidad de lectura es una de las habilidades más importantes que podemos tener a nuestra disposición en la era de la información. La cantidad de información disponible es tan amplia que la capacidad para leer rápido se puede convertir en una herramienta decisiva a la hora de determinar el éxito personal a diferentes niveles. La necesidad de leer rápido no solo se relaciona con la posibilidad de terminar trabajos en un menor tiempo, sino con la posibilidad de disfrutar de una mayor cantidad de libros interesantes (de literatura, ciencia, filosofía, artes, etc.) y disfrutar mucho más con los contenidos que leemos (poder pensar mejor sobre lo leído).

fotolectura

Aprender a leer rápido es algo que, como sucede con casi cualquier otra habilidad, debe desarrollarse de forma progresiva y con la práctica. Lo más recomendable para mejorar en lectura veloz es empezar de a poco y en sesiones muy breves. Las técnicas disponibles en la actualidad para leer rápido se basan en la absorción de pedazos de información distribuidos en conjuntos de palabras. En lugar de leer de a una palabra por vez iremos de a saltos (por ejemplo, parando la vista en tres partes diferentes de una línea o renglón). Nos pondremos como desafío no conformarnos con una menor cantidad de información a cada salto de línea. Es como si tomáramos fotografías de las distintas partes de un renglón (sección conocida como “chunk”). Esto nos permitirá pasar, en un momento ulterior, a la técnica de fotolectura.

En las sesiones de práctica debemos habituarnos a leer siguiendo la lectura con un lápiz (sin escribir el texto) o con el dedo. Esto nos ayudará a mantener el foco de la atención sobre la sección a la que queremos dar el próximo salto. Lo más recomendable para lograr leer rápido es practicar todo los días y empezar con textos muy sencillos (como libros de cuentos infantiles) para ir progresando en la dificultad de forma muy gradual.

  • Leer también beneficia a tu salud

    Leer es un excelente hábito que no solo nos permite disfrutar de un momento de ocio o de a…
  • Por qué al envejecer cuesta más leer

    La forma en que la gente lee cambia a medida que envejece, lo que ayuda a explicar por qué…
  • La lectura y la salud

    Muchas veces hemos hablado acerca de la lectura y la hemos recomendado para distintos tipo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *